Columna de opinión

23/03/2012

Chile: ¿líder en gobierno electrónico?

Por José M. Piquer, profesor del Departamento de Cs. de la Computación, FCFM. y senador académico de la Universidad de Chile.
 

Chile: ¿líder en gobierno electrónico?

Columna publicada en el portal Terra el 15 de marzo de 2012.

Hubo bastante fanfarria para anunciar que el nuevo ranking (que se publica cada dos años) de países en gobierno electrónico publicado por Naciones Unidas (ver http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/un/unpan048065.pdf) ponía a Chile nuevamente como líder en Latinoamérica, después de haber perdido esa posición la vez anterior.

Me llamó la atención esa noticia, porque después de todo, no logro imaginarme qué ha hecho Chile estos últimos cinco años en materia de gobierno electrónico. Si alguien les pregunta, ¿cuál es el proyecto emblemático del Estado Chileno que podamos mostrar como ejemplo de desarrollo digital, se les ocurre alguno?

A mí se me ocurren más bien contra ejemplos, como el Registro Civil que todavía corre con una plataforma de hace diez años y no ha logrado asignar ninguna licitación en años y años. Así que leí el informe y, claro, aparecen algunas cosas que no hemos hecho mal: uso de las redes sociales para incentivar la participación, conectividad y uso de nuevas tecnologías. También hay cosas que no vi ahí, pero que son muy buenas, como los sistemas de publicación de datos que se hicieron para transparencia y la conectividad rural.

Sin embargo, al final, la impresión no es muy buena: Chile perdió cinco lugares en el ranking global, porque el mundo está avanzando más rápido que nosotros. Hay muchos países, de tamaños parecidos al nuestro, que van muy rápido, dándole prioridad al gobierno electrónico. No me parece que sea nuestro caso. Más bien vivimos de buenas iniciativas que tienden a quedar botadas después de un tiempo. A modo de ejemplo, el gobierno ha tenido múltiples esfuerzos de “ventanilla única”, o sitio web oficial de entrada a los trámites con el Estado. Hoy quedan restos de casi todos ellos, haciendo mucho más confusa y triste la situación. El más moderno es http://www.chileatiende.cl y está bastante bueno. Pero quedan restos de todos los otros, (ver: http://www.chileclic.cl, http://tramitefacil.cl, http://www.estado.cl). Como siempre, muchas buenas intenciones y ninguna continuidad ni estrategia coherente.

Lo lamentable es que, desde los años ochenta, siempre hemos estado en buena posición para avanzar más rápido y ser un país líder en desarrollo digital. Pero nunca hemos sido capaces de establecer un plan más agresivo, simplemente vegetamos en una posición cómoda. En los rankings de e-readyness, es justamente el gobierno electrónico el punto mejor evaluado para Chile, si retrocedemos en eso, afectamos toda nuestra evaluación.

La verdad, nunca en la historia hemos tenido una estrategia digital empujada desde el Gobierno con fuerza y convicción. Y, si no lo hace el Gobierno, no lo hará el sector privado tampoco. Ahora que hay una nueva oficina, radicada en la Subtel, tenemos una nueva oportunidad de que la clase política entienda la importancia de avanzar más rápido en estas iniciativas, y retomar el desarrollo de estrategias agresivas, con proyectos emblemáticos y visibles, que reposicionen al país con un liderazgo mundial, que estamos en condiciones de lograr. Si esto ocurre, tiene enormes efectos en la inversión extranjera, en el desarrollo de la innovación y el emprendimiento y en el crecimiento económico futuro.

Desgraciadamente, no veo aún un plan en que esto sea posible. Este año, nuevamente el Gobierno llega y altera el cambio de hora, olvidando el caos informático que esto genera, mostrando el alejamiento que existe entre los ministros y la tecnología. Para mantener nuestra mediocre posición en los rankings, ¿no quedará más que insistir en que los políticos dupliquen sus publicaciones de mensajes en Twitter? Espero que no sea lo único que saben hacer.

Por José M. Piquer, profesor del Departamento de Cs. de la Computación, FCFM. y senador académico de la Universidad de Chile.