21/07/2006

ACADÉMICOS DE LA FCFM PARTICIPARON EN LA PRIMERA REFORMA DEMOCRÁTICA AL SISTEMA PREVISIONAL

Dos académicas del Departamento de Ingeniería Industrial, fueron llamadas por la Presidenta Michelle Bachelet para formar parte de la llamada "Comisión Marcel". Alejandra Mizala y Andrea Repetto, se olvidaron de todo durante tres meses para definir cómo los chilenos vivirán su vejez.

Dos académicas del Departamento de Ingeniería Industrial, fueron llamadas por la Presidenta Michelle Bachelet para formar parte de la llamada "Comisión Marcel". Alejandra Mizala y Andrea Repetto, se olvidaron de todo durante tres meses  para definir cómo los chilenos vivirán su vejez.
La idea de la Presidenta era, por primera vez, integrar a todos los involucrados en la Reforma del Sistema de Pensiones. Para eso, invitó a trabajar a 15 profesionales (dirigidos por Mario Marcel) en la discusión y generación de un proyecto que le diera una calidad de vida digna a los chilenos al momento de jubilar. A este grupo, la Presidenta invitó a  las profesoras de la FCFM, Alejandra Mizala y Andrea Repetto, quienes recibieron y escucharon a cientos de personas que llegaron a contar su experiencia y proponer ideas acerca de cómo reformar el sistema de pensiones.Al principio pensaron que sería muy simple, pero cada vez se fueron involucrando más en un proyecto que resultaba decisivo para la calidad de vida de millones de personas. Aquí nos cuentan su experiencia...
Primeros días de trabajo
Es exitoso este nuevo sistema de trabajo a través de comisiones implementado por la Presidenta Bachelet?Alejandra Mizala: En este grupo se generó una mística, por alguna razón nos sentimos todos súper responsables de lo que estábamos haciendo y yo creo que nadie pensó que nos íbamos a dedicar tanto cuando nos nombró la Presidenta...no sé, una reunión a la semana, algo así y terminamos trabajando sábado y domingo hasta las 10 de la noche. Se generó una cuestión súper fuerte y no importaba de dónde tú venías.Algo que fue clave para mí fue el proceso de audiencias (entrevistas a personas que cotizan) que, al principio yo sentí que era una pérdida de tiempo, porque quería trabajar inmediatamente, pero, aprendí mucho de  todos los otros temas que estaban en la mesa y que yo no sabía. Segundo, al ponerle cara  a los problemas, porque venían las temporeras, los taxistas, los futbolistas, los dirigentes de la asociación gremial de las AFP, de los bancos, hizo que nos sensibilizáramos sobre algunos temas, que aprendiéramos sobre otros y ayudó para que como grupo nos conociéramos, lo que ayudó a generar confianza y a trabajar mejor. Probablemente, la dinámica habría sido distinta si el día 2, nos hubiéramos sentado a ver cuál es el diagnóstico y cuáles son las propuestas, se habrían dado muchas más discusiones,  más problemas, más desconfianzas. Y todo este proceso fue súper bueno. En ese sentido, yo creo que fue un re-buen diseño.
Andrea Repetto: Uno llega con muchos prejuicios: "yo ya sé lo que hay que hacer, para qué tengo que conversar con esta gente" y además uno tiene prejuicios respecto de tus colegas en la comisión y, cuando uno se sienta a trabajar, en realidad  empiezas a conocerlos y se caen estos prejuicios. Fue muy útil aprender, fue muy bueno escuchar a las temporeras que te contaban cuál era  su situación, lo que es muy diferente a lo que yo tengo en mi  oficina, en un modelo matemático y con un montón de datos. Entonces, esa etapa, fue clave en muchas dimensiones, yo creo que para nadie la comisión pasó sin que te hubiera cambiado algo.
La primera reforma a las pensiones en democracia
Qué importante ese primer capítulo en el que consideraron a todas las personas involucradas, porque uds. estaban resolviendo en sus discusiones algo que afecta al estándar de vida de todos los chilenos, más aún si consideramos cómo se generó el sistema previsional actual...
Andrea: Todos los sistemas previsionales  legales que ha habido en Chile han partido de una dictadura y ésta es la primera vez que una reforma va a pasar por el Congreso y, que desde los jubilados de hoy día, como los jubilados de los próximos  40 años, pudieron opinar.
¿Hacia dónde caminan sus propuestas?
Andrea: La propuesta más grande, creo,  es hacer que el pilar solidario que funciona con aporte del Estado se integre al sistema de capitalización. Hoy son dos cosas completamente aparte y con requisitos que muy pocos pueden cumplir en la práctica, entonces, la propuesta que nosotros hacemos es que se integren estos dos pilares: que lo que tú aportes, sea completamente para ti y, que lo que te entregue el Estado, tenga relación con el sacrificio que tú hiciste y que el premio que te den esté asociado a eso.
El Futuro de las pensiones
¿Cuáles son los próximos pasos para la reforma previsional?
Andrea: Ahora hay un Comité Interministerial formado por 4 ministros: el de Trabajo, de Hacienda, Sernam y la Ministra Secretaria General de la Presidencia, quienes deberán decidir qué reforma se va a hacer, y luego de eso va a pasar al Congreso.
Alejandra: En realidad es una tarea gigante, porque algunas propuestas que entregamos están detalladas, pero hay otras dónde sólo hay ideas, y ellos tienen que ver cómo efectivamente lo van a hacer. También está el tema de las transiciones, cómo se hace la transición entre este sistema y el que se está proponiendo.
El 6 de Julio la Comisión Marcel hizo  entrega a la Presidenta Bachelet del extenso informe con sus propuestas. Desde ese día, las académicas Mizala y Repetto  han vuelto un poco más a su vida normal, aunque Alejandra trabaja en el Consejo Asesor de Educación. Ella cree que el trabajo de las 2 comisiones en las que le tocó participar es muy disímil, debido a la cantidad de participantes, porque frente a los 15 expertos de la Comisión Marcel, en el Consejo Asesor de Educación hay al menos 80 personas, lo que hace más lento el trabajo.En la evaluación final, tanto Andrea como Alejandra se sienten orgullosas por el  producto que obtuvieron al trabajar en la Comisión Marcel y también están conscientes de que en la historia ya está registrado el nombre de esta reforma al sistema previsional, la primera que consideró al chileno común y corriente, pues, es la primera en tiempos de democracia.