Columnas de Opinión

1. No es efectivo que la demanda eléctrica de Chile y el SIC necesita duplicarse en 10 años. De hecho ha crecido a una tasa anual de solo 3,8% en los últimos 11 años y cualquier análisis razonable muestra una tasa de crecimiento no mayor al 4,5% al
año.

2. Cualquier estrategia de desarrollo energético debe tener como pilar fundamental la eficiencia energética. Si se aplica una política activa al respecto, más allá de lo que ocurre en forma natural por iniciativa de las empresas, el ahorro generado es mucho mayor que lo que podría aportar Hidroaysén.

Por: Roberto Román.

 

Esta semana se ha aprobado, en términos de sus impactos ambientales, un proyecto hidroeléctrico de gran escala en la Patagonia chilena. Debido a la falta de políticas e instrumentos en otros ámbitos, algunos consideran, erróneamente, que el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) debe hacerse cargo de todos los criterios involucrados en la decisión de realizar un proyecto de esta naturaleza. Sin embargo, el SEIA no compensa la ausencia de una política energética, una de planificación territorial, o una de gestión integrada de recursos hídricos.

Por: Marcelo Olivares

 

La aprobación ambiental del complejo de centrales hidroeléctricas en Aysén no ha tenido buena recepción en el público, que la recibió con protestas en distintas ciudades. La idea de enormes lagos artificiales y líneas de transmisión alterando el paisaje de Aysén no es atractiva. Entiendo el problema, porque los mismos motivos me hicieron dudar del proyecto, pero una reflexión más cuidadosa me mostró que no tenemos otra opción.

Por: Ronald Fischer